ionic para novatos

Con el paso del tiempo, ha ido cobrando más importancia el desarrollo de aplicaciones móviles, todo debido al gran uso que se le está dando a estos dispositivos. Con ello, no han sido pocas las maneras y métodos que han ido apareciendo para mejorar al desarrollo y ofrecer nuevas posibilidades, tanto para el desarrollador como para el usuario final.

 

Un ejemplo de esto es Ionic, un framework de código abierto que permite el desarrollo de aplicaciones híbridas a través de los lenguajes: JavaScript para su primera versión, TypeScript para sus nuevas versiones (2 y 3) y HTML para sus diseños (HTML5 en las nuevas versiones), además de incluir AngularJS para mejorar la estructuración del proyecto en MVC.

 

Este framework está basado en Apache Cordova, un entorno de desarrollo móvil propiedad de Adobe, quien al momento de comprarlo a su creador, sacó una versión de código abierto llamada Apache Cordova mientras mantuvo la versión original bajo el nombre de PhoneGap, entorno que a su vez tiene acceso a unos servicios de compilación en la nube proporcionados por Adobe Creative Cloud.

 

Al estar basado en Cordova, Ionic tiene acceso a todos los plugins que la amplia comunidad de desarrolladores móviles va publicando para Cordova, plugins que proporcionan acceso a distintos elementos del dispositivo como la cámara, o que permiten trabajar con elementos externos, encargándose de recoger y tratar sus datos, como en el caso de balizas bluetooth…

 

Otro punto bueno de Ionic es, que al estar relacionado con PhoneGap a través de Cordova, se pueden compilar sus aplicaciones con la nube de Adobe, algo que se vuelve realmente útil cuando tu propósito es desarrollar una aplicación para iOs y no tienes un equipo Mac para compilarla. La única pega está en que, a pesar de permitir la compilación, sigue necesitando una firma digital que únicamente es posible de generar mediante una cuenta de desarrollador de Apple.

 

Las aplicaciones creadas con Ionic, al tratarse de aplicaciones híbridas, realizan la carga de la interfaz mediante el navegador del dispositivo (aunque se almacenen y distribuyan como aplicaciones nativas), lo que puede ofrecer una mayor variedad de diseños para las aplicaciones, como poder realizar aplicaciones para android con el diseño de iOs o viceversa. También, al permitir el desarrollo para varias plataformas, permite compartir el mismo código para ellas, lo cual se puede traducir como menor tiempo de desarrollo, algo que para una empresa se vuelve importante, ya que también significa un menor coste.

 

En conclusión, que para empezar creando tus propias apps (siempre que no seas muy exigente), Ionic es una buena solución, ya que para conocer su funcionamiento tampoco es necesario invertir muchos recursos ni tiempo, con un poco de práctica podrías crear una app decente y capaz de ofrecer a los usuarios en muy poco tiempo.

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *